fbpx

Los pilares clave para una gestión efectiva de CX

Experiencia Del Cliente 101:

Los pilares clave para una gestión efectiva de CX

La experiencia del cliente (CX) es un diferenciador fundamental, por lo que dominar la gestión de CX es esencial. Esta gestión efectiva comienza con una inmersión profunda en los pilares o competencias que forman la columna vertebral de estrategias efectivas de CX. Estos pilares no sólo guían a las empresas a comprender y satisfacer las expectativas de los clientes, sino también a fomentar una cultura que priorice la satisfacción del cliente en cada interacción.

Los 6 pilares para una buena CX, según Forrester:

Comprensión del cliente (Customer Undertanding)
Este pilar, piedra angular de la gestión de CX, gira en torno a obtener una visión profunda de quiénes son sus clientes, qué valoran y las experiencias que buscan. Se trata de ir más allá de las interacciones superficiales para capturar la esencia de las necesidades y preferencias de los clientes a través de comentarios cualitativos, análisis y compromiso empático.

Por qué es importante: comprender a sus clientes es fundamental porque garantiza que sus estrategias de CX se basen en las necesidades y expectativas reales de los clientes, lo que conduce a interacciones más efectivas e impactantes.

Cómo se ve en la práctica: en la práctica, esto implica recopilar y analizar datos cualitativos y cuantitativos de diversas fuentes, como encuestas de retroalimentación, redes sociales, interacciones de servicio al cliente e historiales de compras para crear una imagen completa del cliente.

Ejemplos: implementar un programa de voz del cliente que recopile y analice comentarios a través de puntos de contacto puede conducir a ofertas de productos personalizadas, un mejor servicio al cliente y marketing dirigido, lo que en última instancia mejorará la lealtad y los ingresos del cliente.

Al aprovechar el motor de cxgenies, las empresas pueden recopilar y analizar grandes cantidades de datos de interacción con el cliente, transformándolos en información estructurada y procesable. Esto permite la creación de informes ejecutivos personalizados y planes de acción que cumplan con ISO 9001, garantizando que se cumplan los estándares de gestión de calidad. El resultado del uso de la tecnología de cxgenies es multifacético: las empresas pueden esperar generar más ventas, reducir los gastos generales sustituyendo las funciones de al menos dos empleados y centralizar la gestión de CX. Este enfoque integral no sólo agiliza las operaciones sino que también mejora la satisfacción del cliente, lo que lleva a un modelo de negocio más eficiente, rentable y centrado en el cliente.

Priorización
Con innumerables mejoras potenciales y recursos limitados, la capacidad de establecer prioridades se vuelve crucial. Esta competencia implica identificar qué aspectos de la experiencia del cliente tienen más valor para sus segmentos de clientes más importantes y centrar sus esfuerzos allí para generar resultados comerciales significativos.

Por qué es importante: la priorización ayuda a centrar los recursos en las iniciativas de CX de mayor impacto, garantizando que los esfuerzos se concentren donde puedan ofrecer el mayor valor tanto al cliente como a la empresa.

Cómo se ve en la práctica: esto implica el uso de datos de clientes y análisis comerciales para identificar segmentos de clientes clave y puntos de contacto que tienen el impacto más significativo en la satisfacción y lealtad del cliente.

Ejemplos: Dar prioridad al rediseño de una sección de un sitio web con mucho tráfico pero de bajo rendimiento puede mejorar significativamente la experiencia del usuario, lo que genera una mayor participación, mayores tasas de conversión y una mayor satisfacción del cliente.

Diseño
Traducir la visión abstracta de una experiencia de cliente ideal en planes concretos y ejecutables es de lo que se trata esta competencia. Es el proceso de diseñar no solo el producto final sino cada interacción que conduce y sigue a él, asegurando que cada elemento se alinee con la visión general de CX.

Por qué es importante: El diseño eficaz traduce las visiones de CX en experiencias prácticas y tangibles, garantizando coherencia y alineación con las expectativas del cliente en todos los puntos de contacto.

Cómo se ve en la práctica: El diseño en CX implica la creación de mapas de viaje, planos de servicios y prototipos para visualizar y probar las interacciones que los clientes tienen con su marca, garantizando que sean fluidas y alineadas con su visión de CX.

Ejemplos: Rediseñar el proceso de pago para que sea más intuitivo y requiera menos tiempo puede reducir las tasas de abandono del carrito, aumentar las conversiones y mejorar la satisfacción general con el proceso de compra.

Entrega
Los planes mejor trazados deben ejecutarse sin problemas para lograr un impacto. Esta competencia se centra en el aspecto operativo de CX, asegurando que la entrega de servicios y productos coincida con el diseño previsto y que cada interacción con el cliente refuerce la experiencia deseada.

Por qué es importante: La entrega consistente de la experiencia diseñada garantiza que los clientes reciban el valor deseado en cada interacción, generando confianza y lealtad a lo largo del tiempo.

Cómo se ve en la práctica: la entrega requiere coordinación entre departamentos y canales para garantizar que cada interacción con el cliente esté a la altura de la promesa de la marca y los estándares diseñados.

Ejemplos: implementar un programa de capacitación en servicio al cliente centrado en la empatía y la resolución de problemas puede mejorar la calidad del servicio, lo que lleva a una mayor satisfacción del cliente y a un aumento de las referencias positivas de boca en boca.

Medición
Para comprender la eficacia de las iniciativas de CX, se necesitan prácticas de medición sólidas. Se trata de cuantificar la calidad de la experiencia del cliente, tanto desde la perspectiva del cliente como en términos de su alineación con los objetivos de la empresa, para guiar la mejora continua.

Por qué es importante: La medición proporciona una comprensión basada en datos de qué tan bien se están desempeñando las estrategias de CX, lo que permite tomar decisiones informadas y una mejora continua.

Cómo se ve en la práctica: Esto implica establecer indicadores clave de desempeño (KPI) relacionados con la satisfacción, lealtad y retención del cliente, y realizar un seguimiento regular de estas métricas en comparación con puntos de referencia y objetivos.

Ejemplos: Medir periódicamente lo que los clientes dicen y extraer sus sentimiento puede proporcionar información sobre la lealtad del cliente y su propensión a recomendar, lo que orienta mejoras en las ofertas de servicios y productos que impulsan el crecimiento de los ingresos.

Cultura
Por último, pero no menos importante, cultivar una cultura centrada en el cliente es fundamental. Esta competencia enfatiza la importancia de incorporar valores y comportamientos centrados en el cliente en todos los niveles de la organización, desde la primera línea hasta la alta dirección.

Por qué es importante: una cultura centrada en el cliente garantiza que cada empleado, desde el personal de primera línea hasta los ejecutivos, priorice las necesidades del cliente en sus decisiones y acciones, integrando la CX en el ADN de la organización.

Cómo se ve en la práctica: construir una cultura centrada en el cliente implica capacitación, comunicaciones internas y programas de reconocimiento que refuerzan el valor del enfoque en el cliente en toda la organización.

Ejemplos: crear un programa de reconocimiento que recompense a los empleados por su excelente servicio al cliente puede motivar al personal a ir más allá, lo que lleva a una mayor satisfacción del cliente y un mayor valor de vida del cliente.

Para las personas encargadas de mejorar la CX dentro de sus empresas, comprender estos pilares es solo el punto de partida. La verdadera magia ocurre en la aplicación: integrar estos principios en las operaciones, estrategias y valores corporativos diarios para crear un recorrido del cliente fluido, satisfactorio e inspirador de lealtad. 

Los 6 pilares para una buena CX

Los números hablan más de los resultados

Únete a 4,000 reportes analizados para dar servicios que la gente ame

+400

Planes de acción exitosos y contando

50%

Tiempo ahorrado en análisis, priorización y auditoría.

Artículos relacionados